como cobrar una factura impagada

Cobrar una factura impagada por parte de un particular, empresa o Administración Pública puede llegar a ser una odisea si eres autónomo. Por ello, en el post de hoy nos centraremos en la opción judicial más recurrida a tu alcance. Para recuperar el dinero que te pertenece, explicamos el funcionamiento del procedimiento monitorio.

 

¿Cómo funciona el procedimiento monitorio?

El diseño del procedimiento monitorio está pensado para que la persona a la que le deben dinero lo recupere rápidamente; no obstante, esto no tiene lugar debido a la propia marcha de la justicia.

El procedimiento monitorio funciona de la siguiente manera:

  1. La persona perjudicada deberá acudir al Juzgado de Primera Instancia para presentar la solicitud, debiendo incluir en la denuncia la cuantía, la persona que la debe y pruebas que puedan acreditarlo, como las facturas.
  2. Si la solicitud es admitida y el juez considera que la cantidad es incorrecta, este puede plantear una cuantía diferente.
  3. De igual manera, el juez puede considerar como abusivas algunas cláusulas si se trata de un contrato entre un cliente y una empresa.
  4. Finalizados los anteriores pasos, el deudor dispone de un plazo de 20 días para pagar la deuda u oponerse a ella.

 

Expectativas del procedimiento monitorio

En 2018 la cifra de procesos monitorios ha ascendido a 576.846, frente a los 168.053 del año 2003. Asimismo, con más de 850.000 procesos monitorios llevados ha cabo entre 2008 y 2009, es palpable su aumento en años de crisis.

La mayoría de personas ignoran el proceso monitorio y pasa a proceso de ejecución. Tan solo un 7.4% de los procesos monitorios acaban satisfactoriamente, esto es, pagando el deudor su deuda a la persona perjudicada. Asimismo, un 8% de los deudores se opone.

En referencia al paso a proceso de ejecución, lo ideal consistiría en el cobro de la deuda; no obstante, ello dependerá de la ejecución del embrago de bienes y, en especial, de su ardua investigación.