donar o vender vivienda

Muchos padres que desean poner los papeles de un inmueble a nombre de los hijos se preguntan ¿qué es mejor, donar o vender una vivienda entre padres e hijos? En realidad, la pregunta hace referencia a saber qué es más barato, si la donación o la venta de la vivienda. No obstante, para analizar si es mejor donar o vender una vivienda a tus hijos es necesario hacer muchos cálculos, ya que se deberán tener en cuenta diferentes aspectos como los impuestos a pagar, el lugar donde radica la vivienda y su precio.

Analizamos qué es mejor: donar o vender una vivienda entre padres e hijos.

 

¿Cuánto hay que pagar por donar o vender una vivienda a tus hijos?

Si estás pensando traspasar la propiedad de una vivienda a un hijo, aunque la mayoría caiga en el error de enfocarse en qué trámite les saldrá más económico, deberías prestar la requerida atención a las consecuencias de cada uno de ellos. Así, una vez conozcamos los efectos de la donación y venta de una vivienda, podremos elegir con el necesario criterio qué alternativa será mejor para nosotros.

Una vez aclarado esto, pasamos a indicar los impuestos por donar o vender una vivienda a un hijo.

 

Impuestos por donar una vivienda a un hijo

Padres

En cuanto a los impuestos que deberán abonar los padres por donar una vivienda a un hijo, aclaramos lo siguiente:

  • Al igual que en la compraventa, los padres deberán liquidar en el Impuesto de la Renta (IRPF) la ganancia patrimonial que corresponda, ya que las donaciones se reflejan en la declaración de la Renta
  • Si hay ganancia (existe ganancia por la diferencia entre el valor de adquisición del inmueble y su valor real cuando se realiza la donación): Dependiendo del beneficio que se obtenga, los padres deberán tributar en el IRPF entre el 19% y 26%
  • Si hay pérdida (valor real del piso que se dispone a donar es menor al valor al que se adquirió): No se incorporará en el Impuesto de la Renta

Hijos

Si los padres donan una vivienda a sus hijos, estos últimos deberán abonar los siguientes impuestos:

  • El Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD)
  • La plusvalía municipal, que dependerá del ayuntamiento

 

Muchas Comunidades Autónomas contemplan bonificaciones en estos casos, por lo que deberás infórmate de si existe la posibilidad de disfrutar de ellas en tu comunidad.

 

 

Impuestos por donación dineraria a un hijo

Hablamos del supuesto en el que un padre entrega dinero a un hijo para que este compre su vivienda habitual. Estos son los aspectos que se deberán tener en cuenta:

  • El hijo que recibe el dinero deberá abonar el Impuesto de Donaciones
  • El Impuesto de Donaciones contempla considerables ventajas fiscales, por ello es importante de investigues qué beneficios fiscales se dan en la Comunidad Autónoma y qué requisitos se exigen para poder disfrutar de ellos. Nos deberemos fijar en la Comunidad Autónoma en la que resida el donatario (comunidad en la que haya estado en los cinco años anteriores a la donación más días) Normalmente, uno de los requisitos será que la donación se formalice en escritura pública.
  • La donación dineraria deberá siempre quedar formalizada por escrito
  • Se tributa en el Impuesto de Trasmisiones Patrimoniales, aunque el donatario se encuentra exento. Se deberá presentar la autoliquidación del impuesto (modelo 600), donde se especificará la exención.

 

Impuestos por venta de vivienda a un hijo

Padres

Los padres que vendan una vivienda a un hijo tendrán que pagar:

  • La liquidación del IRPF
  • La plusvalía municipal

Hijos

Como en cualquier compraventa, los hijos, por ser los compradores, deberán pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el cual dependerá de la Comunidad Autónoma.

Si se trata de la adquisición de una vivienda habitual o el comprador es familia numerosa, las comunidades contemplan de igual manera ventajas fiscales.

 

A tener en cuenta…

Hacienda podría sospechar la simulación de una compraventa cuando ciertamente se trata de una donación si no existe transferencia económica de los hijos (compradores) a los padres.

Las Comunidades Autónomas calculan el valor mínimo de toda vivienda atendiendo a diversos parámetros, como su valor catastral. Es por ello que Hacienda impondrá una sanción a aquellos que vendan una vivienda por un mínimo precio o que la donen gratis.