La gestión de cobro de deudas entre familiares es un procedimiento un tanto delicado, ya que por la relación entre ambas personas no será lo mismo que reclamar el pago de una deuda a un particular con el que tal vez no tenemos ningún lazo afectivo. Sin embargo, el acreedor tendrá igualmente pleno derecho de cobro en caso de impago. Precisamente por la relación familiar, es habitual que cuando un familiar preste dinero a otro no se haga contrato, sin querer decir esto que no se pueda gestionar el cobro de la deuda. En este artículo te damos algunas claves en la gestión de cobro de deudas entre familiares y si es posible hacerlo sin contrato.

 

Pasos previos en el préstamo de dinero entre familiares

 A pesar de ser habitual en los préstamos de dinero entre familiares que se confíe en la mera palabra del otro, lo más conveniente será realizar un contrato de reconocimiento de deuda en el que consten las partes intervinientes y su firma , el importe prestado, los datos bancarios y los plazos y fecha para la cancelación de la deuda.

Así, en caso de llegar procedimiento judicial para la reclamación de la deuda, el contrato de reconocimiento de deuda servirá como documento acreditativo de la misma.

Sin embargo, es bastante habitual que cuando se preste dinero a un familiar no se haga contrato por escrito por la confianza existente y se llegue a un acuerdo de forma verbal. En caso de impago, podemos preguntarnos si es posible reclamar una deuda judicialmente si no se hizo contrato por escrito. Ahondamos más profundamente en el tema en el siguiente apartado.

 

Cómo gestionar cobro deuda entre familiares sin contrato

En el caso de préstamo de dinero entre familiares sin existir un contrato firmado por escrito decimos que los contratos se perfeccionan y por tanto obligan por el mero consentimiento, por lo que los contratos verbales son completamente válidos. El mayor inconveniente en este supuesto será aportar una prueba que acredite la existencia de la deuda, por lo que la gestión de cobro puede complicarse, pero es posible.

Aclaramos que si no existe contrato por escrito, servirán otros medios para acreditar la deuda, como testigos, ingresos en cuenta bancaria y transferencia bancaria. Por otro lado, en los préstamos de dinero entre familiares sin contrato escrito, el plazo de devolución se contará a partir de que se realice la reclamación de devolución de deuda, sin existir necesidad del deudor de un plazo mayor.

 

¿Entonces, como se puede probar el préstamo de dinero entre familiares sin contrato?

Como hemos dicho anteriormente, lo más adecuado será firmar un documento que acredite el préstamo de dinero entre familiares, pero si no lo formalizamos con anterioridad, la deuda también se podrá probar con la transferencia bancaria que realizó el familiar en la fecha, acreditando que dicho importe fue entregado.

Antes de llegar a la vía judicial, encontramos la reclamación extrajudicial en la que intentaremos alcanzar un acuerdo entre las partes sin pasar por juicio, y en caso de llegar al procedimiento judicial, estos documentos servirán para reconocer la deuda. Por ello, en estos casos, una adecuada gestión de cobro de deuda entre familiares extrajudicial puede evitar el juicio, y en caso de no ser posible, servir para acreditar la existencia de la deuda.